Ruta por a costa vasca (II). De Deba a Orio

La segunda jornada por la costa vasca nos llevó hasta Orio. Este típico pueblo pesquero del litoral guipuzcoano está muy concurrido en la época estival pero nosotros lo visitamos con la típica llovizna invernal propia del mes de diciembre. Situado entre el mar, la montaña y la desembocadura del río Oria, el pueblo continúa estando muy ligado al Camino de Santiago, que a su paso por este pueblo alberga algunos tesoros, como la ermita de San Martín de Tours o la propia iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, de estilo barroco, situada en lo alto de la parte vieja.

El casco histórico, más conocido como Goiko Kale, data del siglo XII y está formado por un laberinto de calles empedradas y empinadas que nos remontan a la Edad Media.El besugo es el plato estrella de esta localidad costera, así como las angulas. En las frías noches de invierno, los anguleros salen a la ría en sus pequeñas embarcaciones para pescar tan preciado manjar.

sdr

De Orio nos dirigimos a Guetaria. 

 

 

digdav

Y después visitamos brevemente Zumaia.

No quiero acabar el relato de nuestra escapada sin recomendaros el restaurante donde pusimos punto y final a unos días inolvidable.

Aittola Zar

Sólo el recorrido hasta allí vale la pena. La carretera que serpentea por valles solitarios es muestra de lo que nos deparaba el destino final. Una masía típica vasca con vistas espectaculares donde comimos de maravilla. Probad las especialidades de la casa: judías y chuletón. Un manjar que nos sirvió para emprender el camino de vuelta a casa. Volveremos sin duda!!

 

dav

davdav