París je t’aime…

Hacía muchisímos años que no visitaba la capital francesa. Y gracias a un viaje de trabajo de un par de días pude volver a recordar por qué París es una de las ciudades con más encanto de Europa. Majestuosa, romántica, acogedora, multicultural, elegante… Tengo claro que volveré pronto un fin de semana para recorrer con más calma su multitud de rincones con encanto!!!

Torre Eiffel (Paris). Foto de Nacho Herrero. Gracias!
Torre Eiffel (Paris). Foto de Nacho Herrero. Gracias!

Apenas un paseo con los colegas de trabajo por el Moulin Rouge y la Torre Eiffel, varios viajes en taxi que te recuerdan los atascos de tráfico infernales que se ven con mejores ojos cuando uno no vive en París, un desayuno en el bar de la esquina del hotel con unos deliciosos croissants de mantequilla, y una comida y cena en buena compañía en dos lugares que recomiendo.

Café des Lettres

En el 52 rue de Miromesnil se encuentra este restaurante tradicional francés. Una carta variada y cuidada que se puede degustar en sus sillas o sofás chester, en sus rincones acogedores rodeados de libros o en su terraza interior aislada del ruido y el bullicio de las calles. Deliciosa mi ensalada de lentejas con jamón y confit de pato desmenuzado!

Caffe des Lettres
Caffe des Lettres

La Fontaine de Mars 

Junto a la Torre Eiffel se encuentra este restaurante a modo de bistró francés al que llegamos gracias a la recomendación del taxista. El confit y el magret de pato fue una buena elección por parte de todos. Y mayor recomendación el postre a modo de varios pisos de hojaldre con la mejor crema de vainilla que he probado nunca.

Al día siguiente nos enteramos que Barack Obama en sus visitas a París es asiduo del lugar. Qué casualidad!

La Fontaine de Mars
La Fontaine de Mars