El Lago Bled (Eslovenia)

Lago Bled
Lago Bled

Con motivo de nuestra estancia en Bled y mientras paseábamos alrededor del lago, hicimos un repaso de los lagos de nuestra vida. El lago Atitlán en Guatemala, el lago Annecy en Francia, el lago Leman entre Francia y Suiza, el lago Titisee en la Selva Negra alemana y ahora el lago de Bohinj y el lago de Bled en Eslovenia. En todos ellos hemos vivido momentos inolvidables y aunque hicimos el intento, imposible hacer un ranking, porque todos ellos poseen una gran belleza, hemos disfrutado de sus aguas y albergan un pedacito de nuestra vida, de nuestros pensamientos… Todos ellos merecen un post especial que ya tengo decidido se titulará “Los lagos de nuestra vida” (en breve…).

Aunque es imposible clasificarlos por su belleza, sin duda, el lago Bled posee algo diferente: una isla en su interior, la única isla natural de Eslovenia, que alberga la Iglesia de la Asunción construida en el siglo XV. Dice la leyenda que quien sube al alto campanario y hace repicar sus campanas verá cumplido sus deseos.

Iglesia de la Asunción en la isla del lago Bled
Iglesia de la Asunción en la isla del lago Bled

A la isla sólo se puede acceser en barca y allá nos fuimos remando… Parecía cerca (la longitud del lago es de poco más de 2 km y su anchura de 1,3 km) pero nos pareció bastante lejos, sobre todo a la vuelta que llovía con más fuerza. Los niños se reían de nuestro afán por remar al compás cuando lo único que conseguíamos era avanzar haciendo zig zags continuos…

Remando hacia la isla
Remando hacia la isla

Pese a todo y pese a la llovizna que envolvía la isla en un aurea blanquecina, la iglesia se alzaba majestuosa como emergiendo de las aguas del lago donde sólo se reflejaban las montañas imponentes de alrededor y el Castillo de Bled, que corona el lago desde un acantilado de 130 metros de altura. Esa es la belleza inexplicable de Bled y de su pequeño lago que te atrapa la mirada y por ende, el corazón…

Castillo de Bled sobre el acantilado
Castillo de Bled sobre el acantilado

Por la noche, después de cenar en nuestro bonito apartamento, salimos a pasear alrededor del Lago. Los niños, ilusionados, llevaban en sus bolsillos un trozo de pan que había sobrado de la cena para dárselo a los patos y los cisnes. El castillo iluminado, el campanario de la isla, la iglesia de Bled…a modo de postal nocturna se presentaba el Lago ante nuestros ojos.  Mientras, de fondo, un coro en un hotel cercano cantaba bellas melodías que envolvían toda la escena convirtiéndola en un momento perfecto…

Laura


Artículo perteneciente al viaje Ruta por Eslovenia y Austria

2 comentarios sobre “El Lago Bled (Eslovenia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s